“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”
Close
“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”

Cristo, la Palabra eterna

Cristo, la Palabra eterna

1 En el principio la Palabra ya existía.La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.

El que es la Palabra existía en el principio con Dios.

Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él.

La Palabra le dio vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos.

La luz brilla en la oscuridad,y la oscuridad jamás podrá apagarla.

Dios envió a un hombre llamado Juan el Bautista[c] para que contara acerca de la luz, a fin de que todos creyeran por su testimonio.

Juan no era la luz; era solo un testigo para hablar de la luz. Aquel que es la luz verdadera, quien da luz a todos, venía al mundo.

10 Vino al mismo mundo que él había creado, pero el mundo no lo reconoció. 11 Vino a los de su propio pueblo, y hasta ellos lo rechazaron;

12 pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.

13 Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

Juan 1: 1-18

[trx_quote cite=”” title=”” top=”small”]Convallis volutpated nec felis ut est gravida pellentesque vitae sed ante. Suspendisse tortor tortor, auctor eget tellus fermentum, volutpat maxi.[/trx_quote]

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet, ut et voluptates repudiandae sint et molestiae non recusandae. Itaque earum rerum hic tenetur a sapiente delectus, ut aut reiciendis voluptatibus maiores alias consequatur aut perferendis doloribus asperiores repellat.